6 ejercicios inteligentes para trabajadores de oficina

En la actualidad, la mayoría de los trabajos pegan a la gente a sus asientos para teclear cientos de miles de palabras, ecuaciones y cosas parecidas, y así completar sus horas de oficina. Y aunque muchos se han convertido en unos expertos en sus respectivos campos, o en el uso de varios programas de ordenador, cuando les preguntas sobre su salud te dirán que no están haciéndolo tan bien como les gustaría.

Sí, has estado yendo al gimnasio después del trabajo, pero los estudios han demostrado que incluso una hora de entrenamiento no puede deshacer con facilidad los efectos de estar sentado durante largos periodos de tiempo. Así que, ¿qué puedes hacer? Bueno, parece que realizar ejercicios durante tu trabajo puede hacerte mucho bien, porque consigues perder calorías al mismo tiempo que te aseguras de que no estás sentado en tu trasero durante horas y horas.

Éstos son 6 ejercicios inteligentes que los trabajadores de oficina pueden hacer en cualquier momento.

  1. El Maestro de las Escaleras. Evitar el ascensor, sin mencionar el pequeño paseo obligatorio cuando estás con tus colegas de oficina, puede resultar de ayuda, especialmente si haces más trabajo con las piernas al subir las escaleras de dos en dos.
  1. La Sentadilla de Pared. Otro ejercicio de oficina que puedes hacer cuando te has cansado de estar sentado es la sentadilla de pared. Ponte de pie con tu espalda pegada a la pared y deslízate lentamente hacia abajo hasta que tus muslos estén paralelos al suelo. Como un reto adicional, cruza tu pierna sobre la otra mientras mantienes la sentadilla de pared. Permanece con esta posición durante unos momentos y luego vuelve a la posición inicial.
  1. La Elevación Sentada de Pierna. Este ejercicio resulta perfecto porque nadie te verá hacerlo. Mientras estás sentado, eleva una o ambas piernas hasta que estén paralelas al suelo. Bájalas lentamente sin llegar a tocar el suelo. Vuelve a elevarlas y mantén la posición durante unos segundos. Puedes colocarte un peso en los tobillos como desafío adicional.
  1. La Bajada del Cubículo. Siéntate en el borde de una silla o una mesa robusta, con las manos agarrando el borde y los codos doblados. Tus pies deberían estar extendidos frente a ti. Eleva tu trasero del asiento estirando tus codos, y luego dóblalos en un ángulo de 90 grados para hacer bajar tu cuerpo. Repítelo tantas veces como puedas.
  1. El Leñador. La buena noticia es que no hace falta que lleves una camisa a cuadros para hacer este ejercicio. Simplemente ponte de pie con tus pies separados una distancia similar a la anchura de tu cadera y con ambas manos agarradas sobre tu hombro derecho. Entonces balancea los brazos hacia el muslo izquierdo como si estuvieras cortando leña. Lleva las manos agarradas sobre tu hombro izquierdo y balancea los brazos hacia el muslo derecho.
  1. El Encogimiento de Hombros. ¿Tienes los músculos de los hombros tensos? Haz el encogimiento de hombros. Simplemente eleva los hombros hacia tus orejas, mantén la posición durante cinco segundos, y bájalos. Repite 15 veces. Como reto adicional, puedes sostener un montón de papeles con cada mano mientras haces el encogimiento de hombros.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

6 ejercicios inteligentes para trabajadores de oficina