5 fabulosas maneras de lograr maravillas para tu piel con aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té se destila de las hojas del árbol de té australiano (Melaleuca alternifolia). Se le suele llamar “botiquín embotellado” debido a sus propiedades antibióticas, antifúngicas, antisépticas, expectorantes y antivirales.

Hoy en día, el aceite de árbol de té es conocido por su casi ilimitado número de usos y beneficios, especialmente para la piel. No hay duda de que el aceite de árbol de té es algo que debería estar en las estanterías de cualquier botiquín.

A continuación se describen sólo algunas de las maneras en las que tener una botella de aceite de árbol de té puede lograr maravillas para tu piel.

1. Tratamiento del acné

Es popular para combatir el acné debido a su contenido en terpenos antimicrobianos. No sólo destruye las infecciones causadas por SARM o estafilococo, sino que también destruye el  Propionibacterium acnes que vive en el interior de los folículos pilosos y que puede producir inflamación y acné. También tiene propiedades relajantes que ayudan a calmar la quemazón y el picor de un brote.

El tratamiento con aceite de árbol de té lleva algo más de tiempo, pero este remedio natural contra el acné ha demostrado que también es menos dañino para la piel.

Instrucciones:

Haz tu propio limpiador facial de aceite de árbol de té mezclando 5 gotas de aceite de árbol de té puro con 2 cucharadas de miel virgen. Aplica la mezcla en la cara, déjala actuar durante alrededor de un minuto, y luego enjuaga con agua fría.

2. Calmar la varicela y atenuar las cicatrices

Aunque en la actualidad hay vacunas contra la varicela, no se ha eliminado completamente, y puede ser una de las peores enfermedades que se pueden contraer debido al intenso picor que provoca. Ese picor puede resultar también en la aparición de cicatrices en la piel.

Instrucciones:

Para ayudar a aliviar el picor causado por la varicela, toma un baño caliente con aceite de árbol de té. Al llenar la bañera, añade 5 gotas de aceite de árbol de té diluidas en un aceite base bajo el agua corriente y, una vez llena, ponte en remojo durante al menos 20 minutos.

3. Verrugas

Las propiedades antivirales y antisépticas del aceite de árbol de té ayudan a luchar contra los virus. Al frotar el aceite, éste detendrá la infección y el crecimiento de hongos y bacterias para así reducir la inflamación, el enrojecimiento y la irritación. Contiene un potente antimicrobiano conocido como terpinen-4 que ataca al VPH que causa las verrugas. Detendrá su desarrollo y las secará para que se caigan de manera natural.

Instrucciones:

Para utilizar el aceite de árbol de té para combatir las verrugas, enjuágate cuidadosamente las manos y la zona alrededor de la verruga. Entonces, frota una gota de aceite de árbol de té puro en la verruga. Cúbrela con una venda. Déjala por lo menos durante 8 horas o, idealmente, durante toda una noche. Al día siguiente, quita la venda y limpia la zona. Realiza este proceso de nuevo por la noche usando una venda limpia. Repite el proceso hasta que la verruga desaparezca o se caiga, lo que suele llevar entre 1 y 4 semanas.

4. Tiña

La tiña es una infección fúngica de la piel provocada por la exposición al hongo tinea. Es muy contagiosa y se puede extender mediante el contacto con personas, animales u objetos infectados. El aceite de árbol de té es efectivo tanto en el tratamiento como en la prevención del contagio debido a tus propiedades antifúngicas.

Instrucciones:

Aplica 2-3 gotas de aceite de árbol de té puro diluido en un aceite base 2 o 3 veces al día para tratar la piel infectada con tiña.

5. Eccema

El eccema es una enfermedad persistente de la piel que puede provocar un grave sarpullido, sequedad, picor e incluso ampollas, además de la constante necesidad de rascarse. Las propiedades antisépticas del aceite de árbol de té ayudan a calmar el picor y curar la piel a la vez que previenen un daño mayor. Sus propiedades antiinflamatorias también disminuyen la inflamación. En caso de que se desarrolle una infección, los compuestos antibacterianos del aceite pueden combatirla y prevenir su expansión.

Instrucciones:

Para curar el eccema, mezcla 20 gotas de aceite de árbol de té con media taza de aceite de coco. Aplica la mezcla en las zonas afectadas dos veces al día. Si sufres de eccema en varios sitios del cuerpo, date un baño de aceite de árbol de té para aliviarte. Agrega al agua 15 gotas de aceite de árbol de té diluidas en 2 cucharadas de aceite de almendra o aceite de oliva virgen extra, y ponte en remojo durante unos 20 minutos.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos y familia.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

5 fabulosas maneras de lograr maravillas para tu piel con aceite de árbol de té