5 efectos negativos del vinagre de sidra de manzana que desconocías

El vinagre de sidra de manzana posee varios beneficios para la salud, los cuales están respaldados por estudios científicos con humanos.

Sin embargo, la gente también ha empezado a preocuparse sobre sus posibles efectos secundarios. Así que este artículo trata los potenciales efectos secundarios del vinagre de sidra de manzana.

Además, proporciona instrucciones sobre cómo consumir vinagre de sidra de manzana de forma segura.

Efectos secundarios del vinagre de sidra de manzana:

1. Efectos secundarios digestivos

En algunas personas, el vinagre de sidra de manzana puede provocar síntomas digestivos desagradables.

Varios estudios realizados con humanos y animales informaron de que el vinagre de sidra de manzana y el ácido acético pueden reducir el apetito y promover una sensación de saciedad, lo que puede conducir a una disminución natural de la ingesta de calorías.

Sin embargo, un estudio controlado sugirió que, en algunos casos, la ingesta de alimentos y el apetito podrían reducirse debido a la indigestión.

Las personas que consumieron una bebida que contenía al menos 25 gramos de vinagre de sidra de manzana informaron de un menor apetito, pero también de mayores sensaciones de náusea, especialmente cuando el vinagre se tomaba como parte de una bebida de sabor desagradable.

2. Azúcar en sangre

El vinagre de sidra de manzana puede tener un efecto antiglucémico en el nivel de azúcar en sangre. Esto significa que es capaz de reducir los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo.

Esto puede resultar beneficioso para el control de la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2, pero las personas con niveles de azúcar en sangre descontrolados podrían encontrar su uso problemático: su azúcar en sangre podría caer hasta el punto de sufrir una hipoglucemia diabética.

Esto podría privar al cerebro de glucosa, lo que puede producir una pérdida de consciencia y convulsiones. Si padeces de resistencia a la insulina o de diabetes tipo 2, habla con tu médico antes de tomar cualquier cantidad de vinagre de sidra de manzana.

3. Potasio bajo

Las personas que están tomando determinados medicamentos, incluyendo diuréticos e insulina, deberían tener cuidado a la hora de beber vinagre de sidra de manzana. Según la web de salud Livestrong, el vinagre de sidra de manzana puede interactuar negativamente con sus medicamentos con receta, y provocar unos niveles bajos de potasio.

Un potasio bajo, lo que médicamente se denomina hipocalemia, puede provocar debilidad, estreñimiento, ritmo cardíaco anormal y calambres musculares. El cuerpo utiliza el potasio para mantener el funcionamiento correcto de los músculos y los nervios. Sin potasio, surgen problemas.

4. Quemaduras de garganta

El vinagre de sidra de manzana puede provocar quemaduras esofágicas (de garganta).

Sin embargo, no hay casos publicados conocidos de quemaduras de garganta provocadas por tomar vinagre de sidra de manzana.

Ahora bien, sí que se informó de un caso en el que una pastilla de vinagre de sidra de manzana provocó quemaduras después de quedarse atascada en la garganta de una mujer. La mujer afirmó experimentar dificultad y dolor al tragar durante 6 meses después del accidente.

5. Erosión del esmalte dental

Se ha informado de que las bebidas y los alimentos ácidos dañan el esmalte dental.

Además, algunos estudios han demostrado que el ácido acético del vinagre puede dañar el esmalte de los dientes.

En un estudio de laboratorio, se sumergió esmalte de muelas del juicio en varios vinagres con niveles de pH entre 2,7 y 3,95. Estos vinagres produjeron una pérdida del 1-20% de los minerales de los dientes después de 4 horas.

El estudio fue realizado en un laboratorio, y no en la boca, donde la saliva ayuda a reducir la acidez. Sin embargo, hay cierta evidencia de que grandes cantidades de vinagre pueden provocar erosión dental.

Cómo tomar vinagre de sidra de manzana de forma segura:

La mayoría de la gente puede consumir cantidades razonables de vinagre de sidra de manzana de manera segura siguiendo estas guías generales:

Ten cuidado con las alergias:

Las alergias al vinagre de sidra de manzana son raras, pero deberías dejar de tomarlo inmediatamente si experimentas una reacción alérgica.

Limita tu ingesta:

Prueba primero con una cantidad pequeña, y luego vete aumentándola de manera gradual hasta un máximo de 2 cucharadas o 30 mililitros al día. Esto dependerá de tu tolerancia personal.

Minimiza la exposición de los dientes al ácido acético:

Diluye el vinagre de sidra de manzana en agua y bébelo con una pajita.

Enjuágate la boca:

Enjuágate con agua después de tomar vinagre de sidra de manzana. Para evitar un mayor daño del esmalte, espera al menos 30 minutos antes de cepillarte los dientes.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

5 efectos negativos del vinagre de sidra de manzana que desconocías