3 pasos para perder peso de forma rápida, según la ciencia

Existen varias maneras de perder peso de manera rápida. Sin embargo, la mayoría de ellas harán que estés insatisfecho y hambriento.

Ahora bien, cambiando tu estilo de vida y tus hábitos de alimentación, es posible adelgazar de forma rápida. Éste es un plan de 3 pasos efectivo a la par que sencillo para perder peso rápidamente.

Consejos para perder peso:

1. Haz ejercicios de cardio

Para perder peso de manera moderada, realiza al menos 150-250 minutos de actividad cardiovascular por semana. Sin embargo, para lograr una pérdida de peso notable, incluye más de 250 minutos de actividades cardiovasculares en tu rutina semanal de ejercicio. También puedes hacer entrenamiento de fuerza al menos 2 veces por semana.

2. Come verduras, proteínas y grasas

Cada una de tus comidas debería incluir una fuente de grasas, otra de proteínas y otra de verduras bajas en hidratos de carbono. Planificar tus comidas de esta manera hará que tu ingesta de hidratos de carbono esté dentro del rango recomendado de 20-50 gramos al día.

Verduras:

  • Brócoli
  • Coles de Bruselas
  • Apio
  • Coliflor
  • Pepino
  • Repollo
  • Col rizada
  • Lechuga
  • Espinaca
  • Acelga roja suiza

Carga tu plato de estas verduras bajas en hidratos de carbono. Puedes tomar enormes cantidades de verduras sin pasarte de los 20-50 gramos de carbohidratos al día.

Una dieta basada en verduras y carne contiene todas las vitaminas, la fibra y los minerales que necesitas para estar sano. No hay ninguna necesidad fisiológica de cereales en la dieta.

Proteínas:

Pescado y marisco – trucha, salmón, gambas, langostas, etc.

Huevos – los mejores son los enriquecidos con omega-3 y los camperos.

Carne – pollo, cerdo, ternera, cordero, etc.

Comer un montón de proteínas se ha demostrado que estimula el metabolismo en 80-100 calorías al día.

Además, las dietas con un elevado contenido de proteínas disminuyen a la mitad el deseo de picotear por la noche, reducen los pensamientos obsesivos sobre comida en alrededor de un 60% y hacen que estés tan lleno que consumirás 441 calorías menos al día, pero a la vez que añades proteínas a tu dieta.

Cuando se trata de perder peso, la proteína es la reina de los nutrientes.

Fuentes de grasa:

  • Aceite de aguacate
  • Mantequilla
  • Aceite de coco
  • Aceite de oliva
  • Sebo

No tengas miedo de consumir grasa, ya que intentar seguir al mismo tiempo una dieta baja en grasas y baja en hidratos de carbono es la receta para fracasar, puesto que hará que te sientas miserable y que te olvides del plan de dieta.

Puedes usar aceite de coco, dado que es rico en grasas conocidas como triglicéridos de cadena media o TCMs. Estas grasas son más saciantes que el resto y pueden estimular ligeramente el metabolismo.

Nuevos estudios han demostrado que la grasa saturada no aumenta tu riesgo de padecer enfermedades cardíacas en absoluto.

3. Reduce el consumo de azúcar e hidratos de carbono

La parte más importante es disminuir el consumo de azúcares e hidratos de carbono (almidones).

Se trata de los alimentos que estimulan en mayor medida la secreción de insulina, que es la principal hormona de almacenamiento de grasa en el organismo.

Cuando tus niveles de insulina disminuyen, la grasa lo tiene más fácil para salir de su almacenamiento, de manera que tu cuerpo empieza a quemar grasas en vez de carbohidratos.

Además, otro beneficio de reducir los niveles de insulina es que tus riñones expulsan el exceso de agua y de sodio de tu organismo, lo que disminuye la hinchazón y el exceso de peso por retención de líquidos.

Comiendo de esta manera no es raro perder hasta 4,5 kilogramos o más en la primera semana, teniendo en cuenta tanto el peso de agua como de grasa corporal.

Se llevó a cabo un estudio que comparaba dietas bajas en hidratos de carbono y bajas en grasas realizadas por mujeres obesas y con sobrepeso. El grupo de participantes que realizaba la dieta baja en carbohidratos comía hasta saciarse, mientras que el grupo de la dieta baja en grasas estaba hambriento y sufría una restricción de calorías.

Reduce los hidratos de carbono, disminuye tus niveles de insulina y empezarás a ingerir menos calorías de manera automática y sin tener hambre.

En palabras sencillas, reducir tus niveles de insulina pone a la pérdida de grasa en “piloto automático”.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

3 pasos para perder peso de forma rápida, según la ciencia