3 maneras de hacer que la desintoxicación forme parte de tu rutina diaria

Según el doctor Mark Hyman, nuestro organismo tiene una forma natural de eliminar las toxinas a través de la orina, las heces, la sudoración y el pranayama (respiración en sánscrito).

Todos los días, nuestro cuerpo recurre a estos cuatro procesos para transportar, transformar y expulsar las toxinas. Si dichos procesos y las herramientas de desintoxicación del cuerpo (por ejemplo, el colon, el hígado, los pulmones, los riñones, la piel y las glándulas linfáticas) no hacen bien su trabajo, los residuos se acumularán y correrás riesgo de enfermar. Éste es el motivo por el que tienes que ayudar a tu organismo a optimizar su capacidad de eliminar las toxinas. Así que a continuación te mostramos tres estrategias de desintoxicación que puedes incluir en tu rutina diaria para ayudar a tu cuerpo a descomponer y eliminar las toxinas:

Bebe un montón de agua limpia y filtrada

Muchos expertos en salud recomiendan beber al menos 8 vasos de agua al día, o más si tu actividad requiere que sudes un montón. El agua contribuye a equilibrar tus fluidos corporales y ayuda en muchas funciones corporales, incluyendo la absorción, la circulación, la digestión, el transporte de nutrientes, la producción de saliva y el mantenimiento de la temperatura.

También ayuda a tus riñones a limpiar y librarse de las toxinas de tu organismo. Así que ayúdales a hacer bien su trabajo bebiendo un montón de agua que no tenga metales pesados ni cloro. Si no bebes suficiente agua, el color de tu orina, su concentración y su olor aumentarán. También hará que corras riesgo de sufrir cálculos renales.

Aumenta tu ingesta de fibra

Lo saludable es evacuar una o dos veces al día. Hacerlo entre tres y cuatro veces a la semana es síntoma de estreñimiento. Si es así, no te preocupes, porque no estás sólo. Sobre el 20% de la gente no tiene movimientos intestinales regulares. Así que ayuda a tu cuerpo a eliminar los desechos alimentarios tóxicos comiendo alimentos ricos en fibra. La fibra limpia el colon, haciendo que sea más fácil expulsar las heces. También añade peso y tamaño a tus heces, y las ablanda.

Ejercicio

Tanto si se trata de correr por la mañana, entrenar en el gimnasio o realizar una actividad física intensa, hacer un montón de ejercicio contribuye a liberar las toxinas mediante el sudor. Además, mover tu cuerpo genera las condiciones que le permiten respirar, estirarse, circular y sudar. Por otro lado, estimula el funcionamiento óptimo de los órganos de eliminación, ya que cuando haces ejercicio, todas las partes de tu cuerpo están alerta y funcionando. Por ejemplo, el ejercicio te permite respirar profundamente a través de tus pulmones, lo que filtra las toxinas y la suciedad del aire que respiras antes de permitir que el oxígeno sea absorbido por la sangre.

Así que desintoxícate a diario para tener un interior y un exterior más limpio y sano.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

3 maneras de hacer que la desintoxicación forme parte de tu rutina diaria