11 alimentos que no tienen fecha de caducidad

Estamos acostumbrados a mirar las fechas de caducidad de los alimentos que vamos a consumir, ya que es la mejor manera de saber si un alimento es seguro o no. La fecha de caducidad de los alimentos está determinada por el fabricante, aunque hay otras cosas a tener en cuenta, como el control de calidad y otros factores.

Control de calidad del producto

Las industrias, sea cual sea el sector en el que se centran, deben pasar por una serie de análisis antes de lanzar sus productos al mercado. La calidad es conocida como el grado en el que un producto se ajusta a unas condiciones mínimas para poder ser producido y puesto a la venta. El control de calidad es el sistema mediante el cual todos los procesos involucrados en la producción de un bien son monitorizados, desde que dicho bien se fabrica hasta que llega a las estanterías de las tiendas para su consumo. Estos controles determinan si un producto es apto para el consumo y hasta cuándo lo es.

¿Cuál es la fecha de caducidad de la comida?

La comida y los productos fabricados por la industria suelen tener una fecha de caducidad a partir de la cual el fabricante no se hace responsable de los efectos que pueda producir su consumo. Esto dependerá de la naturaleza del producto en bruto además de los conservantes que se le agreguen. Sin embargo, hay productos que no incluyen una fecha de caducidad o, en caso de incluirla, si se almacenan en condiciones óptimas esta fecha puede prolongarse o incluso ignorarse.

¿Es posible consumir alimentos más allá de su fecha de caducidad?

Dependiendo de la naturaleza de los productos y de sus condiciones de almacenamiento, hay alimentos que se conservan con el tiempo. Esto resulta extremadamente útil para las personas que vivan solas y no tengan un consumo tan elevado, para aquéllos a los que les gusta comprar en grandes cantidades y mantener sus despensas llenas, o en el caso de los productos que se compran en el extranjero durante algún viaje y que tienen que mantenerse en condiciones óptimas para poder comerlos o compartirlos más tarde.

Sea cual sea el caso, se trata de productos alternativos que se considera que pueden almacenarse en nuestras casas durante periodos largos de tiempo sin esperar a la fecha de caducidad.

Alimentos sin fecha de caducidad

Cuando vayas a la tienda a comprar alimentos de larga duración, hay varias opciones que puedes tener en cuenta. La siguiente es una lista de productos fácilmente accesibles para el consumidor y cuya fecha de caducidad no es ningún motivo de preocupación.

Sal

La sal es uno de los productos que mejor aguanta el paso del tiempo. Siempre y cuando se mantenga en las condiciones adecuadas, libre de humedad y evitando el contacto con el agua o con aceites, es factible comprarla y dejarla almacenada sin una fecha de caducidad.

Miel

Debería almacenarse protegida de la luz del sol y evitando el contacto con el agua. A veces puede tener un aspecto cristalizado, pero sólo hay que introducir el recipiente en el que esté almacenada en agua caliente para que vuelva a su estado natural. Dicho recipiente debería ser preferiblemente de vidrio.

Azúcar

Se trata de un excelente producto para almacenar ya que, como la sal, no cambia su consistencia o, en este caso, su capacidad de endulzado. Debería guardarse en un recipiente hermético para que, debido a su dulzor, no atraiga a las hormigas.

Arroz

El arroz se mantiene en buenas condiciones para su consumo incluso con el paso del tiempo, aunque no tanto como el resto de los alimentos listados debido a su contenido de aceite. Debe garantizarse que el paquete que lo contiene está bien cerrado para que no entre el polvo y poder asegurar de esta manera una fecha de caducidad más tardía. Si quieres guardar el arroz durante periodos de tiempo superiores a los seis meses, es aconsejable comprar arroz blanco en vez de integral, además de lavarlo y escurrirlo bien antes de cocinarlo para así eliminar cualquier posible suciedad.

Vinagre

El vinagre, sobre todo el vinagre blanco, es un elemento esencial en la cocina y tiene la excelente particularidad de no perder sus varias propiedades incluso si pasa mucho tiempo desde que se compra y se sobrepasa la fecha de caducidad. Esto explica el hecho de que se venda en botellas que contienen varios litros de producto. El vinagre tiene muchos usos en el hogar, desde su utilización en la cocina para preparar aliños de ensaladas y lavar verduras, hasta su empleo en limpieza por su particular capacidad de ahuyentar a las molestas moscas.

Cereales

Los cereales, sobre todo los cereales secos, tienen la capacidad de mantenerse en buenas condiciones con el tiempo. Cuando se secan, dejan de ser susceptibles de desarrollar bacterias y hongos, de manera que carecen de ellos al cocinarlos, a pesar de necesitar un mayor tiempo de cocinado.

Jarabe de arce

Se usa para acompañar a las tortitas, y como éstas no suelen prepararse a diario, es una buena opción mantener el recipiente en el congelador hasta que se vaya a utilizar. Esto extiende la vida útil hasta la fecha de caducidad, y garantiza poder disponer de él cuando se necesite.

Licor

Siempre hemos oído que cuanto más se guarde un licor, mejor será la calidad. De hecho, si se mantiene en un lugar oscuro y evitando añadir cualquier sustancia adicional a la botella, el licor tendrá una larga vida útil.

Recomendaciones de almacenamiento

Como hemos visto, es posible mantener varios alimentos en buenas condiciones con el paso del tiempo. Una manera de asegurar esto es almacenarlos correctamente teniendo en cuenta las propiedades del alimento en cuestión.

En general, es posible seguir las siguientes recomendaciones:

  • Almacena en lugares frescos
  • No dejes que incida la luz del sol de forma directa
  • Mantén la mayoría de los alimentos en la nevera
  • Cierra los recipientes herméticamente
  • No añadas sustancias foráneas a los alimentos

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

11 alimentos que no tienen fecha de caducidad