10 señales de advertencia que podrían indicar que tienes una deficiencia de hierro

La deficiencia de hierro puede deberse a una necesidad incrementada de hierro en el cuerpo, o a una reducción en la absorción de la cantidad de hierro ingerido. Es la deficiencia nutricional más común en los EE.UU. y las mujeres están expuestas a un mayor riesgo.

Pero, ¿qué es el hierro y por qué tu cuerpo lo necesita? Vamos a descubrirlo.

¿Qué es el hierro y por qué lo necesitamos?

El hierro es un mineral que tu cuerpo necesita. Es parte de todas las células y tiene múltiples funciones en nuestro cuerpo. Transporta el oxígeno desde los pulmones hacia el resto del cuerpo, como parte de la proteína llamada hemoglobina. El hierro también ayuda al funcionamiento muscular y al almacenamiento de oxígeno.

Aquí tienes 10 señales y síntomas de la deficiencia de hierro:

1. Fatiga

La fatiga o el cansancio es la señal más obvia de la deficiencia de hierro. Cuando tienes el hierro bajo, tu cuerpo pierde energia vital y oxígeno, lo que resulta en debilidad, cambios de humor y dificultad para concentrarte en tareas sencillas. Esto es porque el cuerpo usa el hierro para producir hemoglobina, la sustancia que se encuentra en los glóbulos rojos y que es responsable del transporte de oxígeno.

2. Piel pálida

El hierro promueve la producción de hemoglobina, lo que le da el color rojo a tu sangre y hace que tu piel sea rosácea. Por lo tanto, si tu tono rosado se vuelve pálido repentinamente, podrías tener deficiencia de hierro. Si tienes la piel clara, es muy fácil darse cuenta. Pero no importa cuál sea tu tono de piel, si el interior de tus encías, y de tus párpados están menos rojos de lo habitual, los valores bajos de hierro podrían ser la causa.

3. Te quedas sin aliento con facilidad

¿Has notado que te quedas sin aliento con mucha facilidad mientras haces cosas que habitualmente hacías? Esto puede incluir tu rutina normal de ejercicios o subir las escaleras. Si lo has notado, entonces puede que la culpa sea de una deficiencia de hierro. No importa lo profundo que respires, si tus niveles de oxígeno son bajos, te sentirás sin aire.

4. Uñas frágiles

¿Tienes uñas frágiles en manos y pies? ¿O una depresión cóncava o en forma de cucharilla en las uñas? Es probable que tengas deficiencia de hierro.

5. Ritmo cardíaco irregular

Podrías desarrollar anemia si tu cuerpo tiene deficiencia de hierro por un período prolongado. Esto puede resultar en un ritmo cardíaco irregular y acelerado. También puede causar problemas cardíacos, como un corazón hinchado o agrandado, el corazón susurra y el riesgo de insuficiencia cardíaca puede verse exacerbado por la anemia y los valores bajos de hierro.

6. Hipotiroidismo

Tener valores bajos de hierro puede ralentizar la función tiroidea de tu cuerpo y bloquear sus efectos que promueven el metabolismo. El hipotiroidismo a menudo se pasa por alto, seis de cada 10 personas tienen una enfermedad tiroidea y no lo saben. Así que si notas que estás ganando peso, tienes menos energia, o incluso una temperatura corporal más baja, ve a ver a tu doctor.

7. Hinchazón o dolor en la lengua

No es solo la falta de un tono rosáceo en tu piel lo que puede indicar deficiencia de hierro. Tu lengua puede presentar falta de color, inflamación, sensibilidad, y una textura suave extrana.

8. Dolores de cabeza frecuentes

La falta de oxígeno ocurre cuando tienes deficiencia de hierro. La mayoría de las personas que tienen valores bajos de hierro sufren de migranas frecuentes o de dolores de cabeza debido a la falta de oxígeno en los tejidos cerebrales.

9. Menstruaciones difíciles

Las menstruaciones difíciles son la causa número uno de la deficiencia de hierro en mujeres. Durante su período, pierden mucha sangre, y luego solo pueden reemplazar alrededor de la mitad, y luego vuelven a perder mucha sangre en el próximo período.

Un período normal solo debería llenar entre 2 y 3 cucharadas cada mes. Intentar hacer esta prueba, si vas a cambiarte la toalla sanitaria o el tampón más de una vez cada dos horas, ve a ver al doctor al respecto.

10. Tener ansias de productos que no son comestibles como la basura, el hielo y la arcilla

Tener ganas de comer sustancias no comestibles puede ser un signo de deficiencia de hierro. Las personas que sufren de esta deficiencia pueden verse tentadas a morder la arcilla, la basura, la tiza, y el papel. Deberías consultar con tu médico si empiezas a tener estas extrañas ansiedades.

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

10 señales de advertencia que podrían indicar que tienes una deficiencia de hierro