10 Razones Saludables Para Comer Más Hongos

A lo largo de los años, los hongos han sido utilizados en la cocina y en la medicina. Si estás buscando un alimento delicioso y saludable para mejorar tanto tu salud como tu dieta, entonces los hongos podrían ser la solución.

No importa cuál es tu tipo favorito de hongos, ya sean los enoki, crimini, portobello, oyster, shiitake o los blancos, todos los hongos están cargados con nutrientes esenciales.

A continuación encontrarás 10 Razones Saludables Para Comer Más Hongos:

1. Antioxidantes

Los hongos contienen tantos antioxidantes como el resto de los vegetales. Los antioxidantes ayudan en la prevención de los daños a las células corporales, causados por las moléculas peligrosas de oxígeno llamadas “radicales libres”. Estas moléculas son conocidas por causar Alzheimer, cáncer, enfermedades cardíacas y otras enfermedades graves.

2. Anemia

Los hongos son una excelente fuente de hierro. Más del 90% del valor nutritivo del hierro puede ser absorbida por tu cuerpo. Esto mantiene la salud de la gente, promueve la formación de glóbulos rojos y los mantiene funcionando al máximo de su capacidad.

3. Bienestar de los Huesos

Los hongos son ricos en calcio, que es un nutriente muy importante para la formación y el fortalecimiento de los huesos. Un suministro regular de calcio en tu dieta puede reducir las posibilidades de desarrollar ciertas condiciones como la osteoporosis. También es capaz de reducir el dolor en las articulaciones y la falta de movilidad, asociada generalmente a la degeneración de los huesos.

4. Cáncer de Mama y de Próstata

Los hongos son efectivos para la prevención del cáncer de mama y de próstata. Esto se debe a la presencia de Beta-Glucanos y Ácido Linoleico, los cuales poseen efectos anti cancerígenos.

El ácido linoleico es beneficioso para suprimir los efectos negativos del exceso de estrógeno. El aumento en los niveles de estrógeno es una de las causas más comunes del cáncer de mama en las mujeres, después de la menopausia.

Por otra parte, los Beta-Glucanos ayudan a inhibir el crecimiento de las células cancerígenas en el cáncer de próstata.

5. Niveles de Colesterol

Los hongos proporcionan proteínas magras debido a que no contienen grasas o colesterol y tienen pocos carbohidratos. La fibra y las enzimas presentes en los hongos también ayudan a disminuir los niveles de colesterol.

Además, el alto contenido de proteínas magras de los hongos ayuda a quemar el colesterol durante la digestión. El balance entre los niveles de colesterol HDL o colesterol bueno y el LDL o colesterol malo, resulta importante en la prevención de distintas enfermedades cardiovasculares, como la arterosclerosis, el infarto y los ataques al corazón.

6. Control de la diabetes

Los hongos son conocidos por sus beneficios para el control de la dieta. Esto se debe a que contienen enzimas naturales que ayudan al cuerpo a descomponer el almidón y el azúcar presente en otros alimentos.

7. Mejora tu Sistema Inmune

Los hongos contienen largas cadenas de polisacáridos, en particular moléculas alfa y beta de glucanos, que son los principales responsables del efecto positivo de los hongos sobre el sistema inmune. Durante un estudio se comprobó que añadiendo 1-2 porciones de hongos shiitake se generaba un efecto beneficioso y balanceador en las funciones del sistema inmune.

8. Nutrición Mejorada

Un análisis de la dieta concluyó que el consumo de hongos estaba relacionado con una nutrición mejorada y una dieta de mejor calidad.

9. Aumenta Tu Vitamina D

Los hongos son conocidos por ser la única fuente vegetal de esta vitamina tan importante. Al igual que los humanos, los hongos producen vitamina D al estar expuestos al sol. La exposición de los hongos a altos niveles de rayos ultravioleta B antes de enviarlos al mercado, convierte la mayor parte del sterol de la planta, conocido como ergosterol en la muy conocida vitamina del sol.

10. Control del Peso

Los estudios han demostrado que sustituir las carnes rojas con los hongos blancos puede ayudar a promover la pérdida peso. En un estudio, los participantes obesos de edad mediana, más de 48 años, consumieron aproximadamente una taza de hongos diaria, en lugar de la carne.

Por otra parte, el grupo de control, consumieron una dieta estándar sin hongos. Al final del primer año, el grupo intervenido había perdido un promedio de 3,6% de su peso inicial o alrededor de 7 libras. También presentaron mejoras en la composición corporal, incluyendo la reducción de la circunferencia de la cintura y la habilidad para mantener la pérdida de peso, en comparación con el grupo de control.

 

   

No te vayas sin seguirnos, presiona "Me Gusta" o "Compratir"

10 Razones Saludables Para Comer Más Hongos